VERDAD O FICCIÓN: SIN LA INSTRUCCIÓN DE ADONAI EL HOMBRE ES UN SER EGOISTA

June 15, 2016

¿Qué es lo que tú piensas con respecto a esto? Es la TORÁH (mal llamada LEY), ¿un compendio de Instrucciones que ya no se deben obedecer? ¿Están todas ellas actualizadas? ¿Ya no tienen sentido? ¿Eran para otra época? ¿Qué argumentos hay para que las obedezcamos? ¿Qué pruebas tan contundentes existen para asegurar que eso no debe ser de esa manera?

 

Piensa un momento en eso y reflexiona tus respuestas. La vida de los hombres, en cualquier parte del mundo, se ve reflejada en su forma de cómo piensa y actúa. Esta se ve reflejada en la forma cómo se conduce por sus emociones  y en su capacidad de adaptarse a lo que otros piensan.

 

¿QUÉ ES LA TORÁH?

La palabra TORAH en hebreo significa “Instrucción”, “enseñanza”. Se puede describir como aquella flecha que sale del arco y se dirige en una dirección que no varía, es constante y da en el blanco. Así es la enseñanza que nos da los mandamientos del Señor, nos guían en la manera de pensar y actuar, moralmente, entre los hombres como una forma de establecer la equidad y balance.

 

Fuera de la Toráh es difícil que esto ocurra. Las leyes de los hombres, por ejemplo, tratan de equilibrar las diferentes cargas de conducta de los individuos. Pero solo tratan el asunto en la responsabilidad. La ley humana está para prevenir. La toráh de HaShem, está hecha para traer un balance en las emociones y sentimientos. Produce un cambio de actitud y da una “fuerza” espiritual capaz de producir resistencia. 

 

FALTA DE VALORES
Ante la falta de valores, que ya es tan preocupante y es tan evidente en toda la humanidad y en todos los estratos sociales: ricos y pobres por igual, por el alto nivel de irrespeto hacia la vida de hombres, mujeres y niños que mueren indiscriminadamente, por actos de delincuencia, religiosidad, civismo o de cualquier índole social.

 

Desde el núcleo familiar hasta la forma en que piensa y se mueve un país entero, todo este tema es alarmante y preocupante. Da pena y es duro ver y oir todos los días, en cualquier medio de comunicación, en la calle, en la plaza o en cualquier lugar público o privado, la manifestación de alguna forma de violencia, provocada por la falta de tolerancia y respeto, que produce lesiones que afectan las vidas de muchas personas inocentes.

 

A simple vista, este tipo de comportamiento parece aislado. Pero desde un punto de vista general, la situación parece repetirse a un nivel global. Diferentes escenarios y actores, con asuntos que tienen argumentos similares. Y parece que esto no le importa a nadie. Porque todo sigue igual. No es una perspectiva o una simple opinión. Es una estadística. Es un número que muestra una realidad.

 

EL EGOISMO: UNA MANIFESTACION VIOLENTA
Las diferentes formas de violencia generadas en los 4 puntos cardinales de este planeta, todo por la falta de tolerancia y la falta de amor hacia los demás, aumentadas por el menosprecio, la xenofobia, la violencia extrema (incluyendo al “bullyng”) hacia una sociedad humana tan fría, tan calculadora, tan falsa y tan denigrante, que ni vergüenza le da  por pasar todas estas cosas y seguir igual. Sin cambio.


La degradación social llega a todos los niveles: ricos y pobres por igual. La economía mundial apunta al que tiene más y ese es el que más puja y obtiene sus ganancias y el que tiene menos, se le quita lo poco que logra retener. ¿Cómo? Haciéndolo creer que necesita cosas como las tienen lo que poseen más riquezas, para sentirse que puede “vivir como ellos“ sin serlo. Así le quitan lo poco que tiene. Sociedad consumista, egoísta y destructiva. Esto produce que los que menos tienen quieran a la “fuerza” tomar eso que tanto le han “manipulado” obtener con tanta publicidad. Eso ha ocasionado que se incrementen los hurtos, robos de una manera muy violenta por cosas que no tiene que ver con su subsistencia, sino con su ego: “yo lo obtengo, porque yo lo quiero cueste lo que cueste.

 

EGOISMO: LA OSCURIDAD DEL CORAZÓN
Entonces me pregunto: ¿será que siempre ha sido igual y ahora es evidente porque los medios de comunicación, como la internet, dan información casi desde el mismo momento que ocurren las cosas? o ¿Es que la oscuridad del corazón de los hombres egoístas han opacado la luz de la bondad que hay o hubo en sus corazones por parte del Creador? ¿dónde están todos esos valores, que una vez habían hecho de este mundo, un sitio mejor para vivir? O ¿será que todo era un espejismo? ¿En qué momento cambió todo? y si cambió ¿cómo es que estaba tan oculto y ahora es tan evidente?

 

RELIGION: EL PENSAMIENTO EGOISTA DE HOMBRES EN NOMBRE DE DIOS
¿Qué enseñan tantas religiones, entonces? ¿qué enseña tanto el cristianismo y todas sus variantes, o el catolicismo y todas sus doctrinas? o ¿qué enseña el Islamismo y el Corán, que haga la diferencia? o el Judaísmo, sus oraciones y el respeto hacia el Creador?
¿Pueden entender el sentido de lo que hablo?
¿Dónde están las prácticas de esas enseñanzas? No hay frutos evidentes en las religiones. No son determinantes. Son acciones aisladas, egoístas. El hombre piensa y hace, en nombre de su Dios. Pero omite la realidad: todo lo deja a un lado, para seguir lo que le conviene. Véalo usted mismo: Las personas siguen su ideal y todo ocurre en un espacio y tiempo: al Este, al Oeste, al Norte y al Sur. Suceden cosas similares, en el oriente o en el occidente. En las tierras del norte o en la del sur. El resultado de un corazón egoísta salta a la vista, por donde quiera que se mire.

 

EL CORAZON OSCURO, UN CORAZON EGOISTA
Los pueblos, los individuos, viven en diferentes puntos geográficos, pero hacen cosas similares. Aún sin tener relaciones unos con otros. Eso es simplemente, es lo que nace en un corazón oscuro, un corazón egoísta.


¿Qué quiero decir con egoísta?
Que sigue sus instintos influenciados por el entorno: yo primero, yo segundo, yo tercero, yo cuarto… y si sobra algo es para mi. No hablo solo de cosas cuantificables, sino de todas las decisiones que toma. Como si él fuera el que hace que el sol gire, la tierra de vueltas, el universo se expanda. Todo su alrededor siempre ha estado ahí, es casi eterno, para la vida efímera de un hombre. Y cree que todo le pertenece, hasta el tiempo. Hasta lo que no puede controlar. Eso es ser egoísta. Siempre hay algo más.

 

OIR NO ES ESCUCHAR, VER NO ES OBSERVAR
Los individuos no escuchan, oyen; las personas no observan, solo ven. Han perdido la perspectiva de lo importante, porque lo superficial y lo fácil les ha robado lo eficiente, lo que es, lo que trae bienestar y equidad. La Palabra de HaShem trae equidad y justicia, si se practica como Él la enseño y no como los hombres quieren ponerla por práctica.
Ya no es tan fácil hacer lo correcto, porque es más fácil hacerse de la vista gorda, mientras no perjudique algo en mi. De nuevo lo egocéntrico quiere tomar el control. Que se defienda el que pueda defenderse.
La Ley del más fuerte impera desproporcionadamente, sin sentido, pero haciendo lo que le toca: crear el caos y la destrucción. Y no hablo de nada religioso. Hablo de lo que todos los días vemos con nuestros propios ojos y a veces, de lo que nosotros mismos hacemos.

 

PRACTICAR TORA NO ES OIR, NO ES VER: ES ESCUCHAR, ES OBSERVAR
Si se practica la torá, que es el pensamiento de Elohim (Dios) y eso produce algo bueno ¿por qué no se sigue haciendo?
La moralidad de Elohim (Di-os) es más alta que la nuestra. ¿ Por qué no pruebo a ver si es verdad que produce cambios?
No hablo del judaísmo. Hablo de la toráh: la forma como el Creador de universo piensa y hace; ejecuta y permite que ocurran las cosas. La misericordia de HaShem está sobre toda la humanidad. Parece ser, que los seres humanos con eso se conforman. Eso es egoísmo. Mi deber es enseñarle a otros cuál es la equidad, porque eso trae bienestar.

 

EL DOLOR CONTRAE, LA TORAH EQUILIBRIA
Un golpe trae dolor. Pero una mano que ayuda a otra, produce que esa persona ayude a otra y así sucesivamente. El dolor contrae el alma, la hace vana y egoísta. La hace que mienta, para no sentirse mal y buscar los argumentos, para salir de su entorno. Eso no lo hace la toráh. La toráh trae equilibrio y bienestar. Que haya compensación. Si se hace como Elohim (Di-os) lo manda, trae balance. Si no, todo sigue igual.

 

MISERICORDIA ES AMOR, EL LIBRE ALBELDRIO UNA DECISION
Eso no es el todo, el Amor de Dios está por encima de esta realidad tan desproporcionada de sentimientos y emociones, tan egoístas, que distan de la verdad de Adonai.
La espiritualidad proviene desde el mismo momento que el hombre, con alma espiritual, tiene razón de su ser y de su entorno, gracias a la vida que su Creador le da.
Esa realidad que no es hecha con su manos, pero es él el actor de lo que acontece. Porque toma sus propias decisiones, se equivoque o no. Piense igual o difiera en el pensamiento de su Creador. Eso se llama libre albeldrío. El cual, hoy en día, por las decisiones que toma, está totalmente, desiquilibrado. ¿Por qué la mayoría de personas se inclina la balanza a su propio ego y no a la espiritualidad? No digo que sea malo, sino que no trae equilibrio interno.

 

LA TORA ES SUSTITUIDA POR LA RELIGION
¿Es eso lo normal? o ¿falta algo? ¿qué más tenemos que pasar por ver, escuchar o hacer?
Es simple y sencillo. La toráh, la instrucción de Elohim (Di-os), fue sustituida por la religión y de ahí los resultados. Todo pasó de ejecutar lo que corresponde para traer equilibrio y es efectivo, por lo que conviene y no afecta sus intereses. El egocentrismo ganó terreno y se camufló en las doctrinas, filosofías y pensamientos de los hombres. Eso ha quedado tan evidente en toda la historia. El hombre trata de pensar como Elohim (Di-os) y hace de Dios; sustituye Su Pensamiento (la Torá) por su propio pensamiento mezclado con sus ideas, con ello procura camuflar su propia interpretación y que parezca que es de Dios. Simple y sencillo. La ley de la sustitución. Si lo hace con su propia naturaleza, por supuesto que lo va a intentar a un nivel más alto.

 

ESO NO ES TODO
¿Estás consciente de todo esto? O ¿eres un espectador más? El sol sale y se oculta todos los días. Las personas se levantan temprano, van y trabajan y obtienen sustento. Se distraen, de vez en cuando y siguen su rutina. ¿Quieres seguir igual todo el tiempo? ¿Por qué las cosas no cambian?
¿Por que siguen los seres humanos prefiriendo sus emociones y sentimientos egoístas? ¿Es la equidad de Adonai tan severa qué es difícil seguirla?

 

LA TORA NO ES LA LEY DE LAS BIBLIAS

La toráh No es la “LEY” que habla sus biblias. Eso es una interpretación “limitada” basada en la interpretación subjetiva del traductor de un idioma a otro. No se puede tener profundidad de un conocimiento, encerrando todo en “una palabra” o un ”concepto limitado”. Pierde todo el sentido del por qué fue escrita. Eso pasó con la Torá y el idioma griego. Limitó la esencia y el ”espíritu”, la “forma de pensar” de la cultura hebrea, que había obtenido directamente de Adonai su Palabra y su interpretación, con un rica herencia de más de 3.500 años.

¡¡¡Qué esto termine, por favor, que esto termine!!!! Dejemos de ser ignorantes y volvamos a la toráh.

El pensamiento de Adonai trae equidad, prosperidad, beneficios, sanidad, libertad y un sinnúmero de cosas buenas.

 

La TORA hace libre los pensamientos de los hombres, los hace libre de sus sentimientos y emociones egoístas poco apegados de una realidad destructiva y de poco bienestar. La TORAH hace al hombre altruista y activo en función de los demás y de una comunión con otros, con la misma naturaleza y lo hace ser quien realmente debe ser.

 

DALE UNA OPORTUNIDAD A LA TORA, LA LUZ DE DIOS PARA LOS HOMBRES… Intenta seguir el Camino, la Verdad y la Vida, que nos lleva de contínuo en la Vida Eterna que produce cambios en el alma de los seres humanos. Ese cambio puede contagiar a otros y sin “predicar”, si no con testimonio, de vivencia, de un cambio genuino en teshuvá (arrepentimiento) cambiar esta sociedad egocentrista, que poco a poco muere y se queda sola. La torá hace la diferencia. Tú puedes hacer la diferencia. El Pensamiento de Adonai y sus Caminos hacen la diferencia. Eso te lo aseguro.